El temor es por las hinchadas

Los Superclásicos

Unos quieren que se jueguen mientras que otros no. La guerra de declaraciones previo al partido más esperado del verano entró en acción. Boca y River se reencontrarán en Mendoza y Chaco por Copas amistosas, que de eso, tendrá muy poco. Expectativa y gran precaución para los Superclásicos por lo que pueda pasar fuera del estadio…

BUENOS AIRES – Sin dudas esta historia se asemeja muchísimo a la de Batman y el Guasón. Uno no puede vivir sin el otro, se necesitan mutuamente para connotar. Es que sin el del frente la victoria no sabe ni sería la misma, es por ello que se volverán a ver las caras, aunque sean amistosos, este verano: Boca – River. Sólo han pasado nueve meses luego de aquel último Superclásico en la Bombonera donde Palermo anotó su gol e despedida frente a los de J.J López. Desde entonces Boca ha vivido gozando su presente, pero que no es lo mismo sin que en ese camino rumbo al título no haya estado nuestra víctima preferida: River Plate. Lo dijo Riquelme que “este campeonato no sabe igual porque River no está en Primera”. Los clubes más grandes de la Argentina se verán las caras el 25 del presente en Mendoza y cuatro días después en el Chaco. Cuando estamos a 21 días el Súper ya se juega.

Los Millonarios debieron aguantarse las burlas, cargadas, bromas por parte de los Xeneizes, primeramente, con su descenso al Nacional B y luego con la consagración del Clausura 2011 mientras ellos perdían en corrientes con Boca Unidos. El peligro y temor que existe, confesados por Passarella y Almeyda, es por lo que pueda pasar fuera del estadio debido a lo enardecido que están los hinchas de la Banda Sangre, mientras que en nuestro caso, está el riesgo de perder contra un equipo de inferior categoría, acá cada uno defiende su interés. “Jugar clásicos es lo más lindo que tiene el fútbol, pero no es momento de jugar este clásico. Todos lo sabemos. Es un peligro. Ojalá, Dios quiera que no pase nada. Además, no es el tema de los violentos. No están dadas las circunstancias porque River está en la B Nacional y Boca es campeón de primera. ¿El hincha de River se va a bancar las cargadas? ¿Nosotros en el hotel nos vamos a bancar eso? Va a ser un desastre”, avisó el deté Millonario.

Todo lo contrario fue el ídolo riverplatense Beto Alonso quien no cree “que perder con Boca sea un desastre. El desastre ya fue irse a la B. Más desastre que eso no puede haber”. Por su lado el arquero Vega especula que “en el caso de que nos toque perder no nos saca del objetivo, y el objetivo es ascender. A todos los jugadores nos gusta jugar esos partidos, pero sabemos que van a ir familiares a verlos y se origina temor por lo que pueda llegar a suceder”. Mientras que en Boca optaron por el hermetismo, el único que salió a declarar y en cierta forma a responderle al Chori Domínguez fue Clemente que aseguró que “para nosotros no va a ser un tiro en el corazón perder esos partidos… Acá se logró un campeonato y eso es lo importante, no me molesta lo que digan. El día en que nos toque jugar veremos quién está bien y quién no. Los clásicos se extrañan, es lindo para la gente”. Angelici también quiere jugarlos: “No hay que ser tan dramático. Es sólo un partido de fútbol y la gente lo extraña por todo lo que genera, su folklore, su pasión y colorido es incomparable”, había sentenciado el mandamás Bostero.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts