Últimas Noticias

¡Aquí no Flaco, en el otro!

Copa de Oro 2012: Boca Jrs. 0 – 1 Independiente

Boca era superior en Mar del Plata ante Independiente, pero se encontró con un Hilario Navarro imbatible que mantuvo el cero en su arco y en el final al Rojo le cayó un regalo del cielo y gracias a una confusión entre Schiavi y Sosa, el capitán la terminó embocando en su arco. Ahora… el miércoles, el Superclásico.

MAR DEL PLATA – Ambos llegaban a Mar del Plata con el mismo resultado en su debut ante San Lorenzo (empate) y anoche necesitaban comenzar a plasmar la imagen que sus hinchas se acostumbrarán a ver durante el Clausura que se aproxima. Por su lado Ramón Díaz optó por mayoría de titulares como mayor exponente el ex River, Tuzzio, mientras que Falcioni prefirió por una mixtura y guardó a los pesados para enfrentar, el miércoles, a River. Fue un partido que arrancó dominado por el Rojo que, poco a poco, fue bajando cambios hasta que Boca tuvo las mejores ocasiones de gol, pero los de Avellaneda tuvieron a un Hilario Navarro extraordinario bajo los tres palos.

Los de la Ribera contaron con las chances más claras de gol pero la figura del hombre que estuvo a punto de llegar en algún momento a Boca fue un verdadero muro para Mouche quien tuvo dos mano a mano, Colazo y Araujo quienes también tuvieron su face to face con el uno. Durante gran parte del encuentro el Xeneize no dejó dudas por que fue el último campeón del fútbol argentino y más allá de la mentirosa derrota Falcioni estampó tranquilidad por el nivel de juego de sus dirigidos quienes sólo tuvieron una noche con mala puntería. Los puntos altos del team que jugaba con un replica de su primera camiseta de 1905 fueron Rivero, Colazo, Chávez y Mouche. Pero todo lo bueno hecho por Boca durante 89’ se destruyó en un minuto.

A un minuto del final vino un centro que no tenía veneno, pero la defensa de Boca se hizo una ensalada de tallarines y en un mal entendido entre Rolando Schiavi y Franco Sosa, el Flaco terminó mintiéndola en el arco de Orión y así le dieron el triunfo al equipo que, con poco y nada, se quedó con la Copa de Oro. La caída ante el Diablo ya es historia, y bien lo sabe Falcioni quien el miércoles enfrentará el partido más importante de lo que va en el 2012, aunque el rival sea de segunda, Superclásico es Superclásico. “Si no pueden jugar los grandes, jugarán todos los chicos el miércoles”, admitió JC finalizado el match en el balneario, ya que no pretenden apurar las recuperaciones de Riquelme, Clemente y Erviti. Pues entonces no queda otra… ¡Vamos, vamos los pibes!

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts