Demasiado Blanditos

Superclásico: Parte I

En un Superclásico típico de verano, Boca demostró por qué fue el último campeón del fútbol argentino y se impuso 2 a 0 a River con tantos de Nicolás Blandi. Los de Falcioni acorralaron de manera fácil y tranquila a los dirigidos por Almeyda que nunca fueron rival para el team de Primera división.

RESISTENCIA – El contexto que exponía el Centenario de Chaco no reflejaba la verdadera realidad de Boca y River. En este instante no había diferencias, ambos estaban parejos en chances de ganar una nueva versión del Superclásico –aunque sea de verano- yen cantidad de hinchas. La fiesta estuvo por parte de los dos bandos. Pero en lo meramente importante de la noche los dos conjuntos dejaron en evidencia que están tomando forma de cara para el Clausura y el otro para la segunda parte del Nacional B. Boca se llevó un partido donde no necesito hacer demasiado para lograr el triunfo de forma simple y sin pasar sobresalto. River se acordó de atacar los últimos cinco minutos.

El peso de la camiseta, de la actualidad y la confianza de saber que el autoestima del rival de toda la vida viene en baja últimos seis meses fueron un factor preponderante en River para nunca haber sido oponente en la cancha para los dirigidos por Falcioni. El Xeneize no precisó jugar de forma espectacular para conseguir una victoria, prácticamente, trotando y sin transpirar puso conseguirla. La apertura del marcador llegó a los 6’ del primer tiempo, tras un perfecto centro de Mouche desde la derecha para que Blandi superara a Vela por arriba y batir a Vega y colocar el 1 a 0 en Chaco. El 2 a 0 llegó tras un buen pase profundo de Chávez a Colazo y este centro rasantemente para que Blandi se la volviera mandar a guardar a Vega y sellar un nuevo Superclásico.

“Pelearé por ser el nueve de Boca”, afirmó el goleador del match a la salida del partido aunque sabe que no la tendrá fácil con la llegada de Silva y la posterior recuperación de Lucas Viatri. Falcioni admitió que “este equipo está en rodaje” y por ello la falta de velocidad por momentos y descoordinación en algunos jugadores. “La idea es estar preparados para el dos (debut Copa Argentina) y 10 de febrero (inicio Clausura) y así tener recambio”, analizó el estratega azul y oro. A no preocuparse por la lentitud de los nuestros ni la falta de training, el equipo está en pretemporada todavía y aún falta para la oncena verdadera. La revancha del Superclásico será el domingo a la misma hora en Mendoza, donde de seguro, River irá con el cuchillo entre los dientes en busca de hacer valer el calificativo de este segundo encuentro… “revancha”.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts