Últimas Noticias

Boca soportó 17 meses de abstinencia para volverse a cruzar con River

El Superclásico

Es que durante ese lapso pasaron muchas cosas que, sin duda, serán casi imposibles de olvidar para la gente de River donde debieron soportar todo tipo de burlas, cargadas y bromas mientras Boca era campeón en Primera, subcampeón de América y figuraba tercero en el ranking mundial de clubes.

BUENOS AIRES.- Así lo vivió. River después de un años y cinco meses terminó de vivir la pesadilla que debió aguantar durante todo ese periodo donde las burlas hacia la institución de Núñez eran innumerables. Desde “vos sos de la B” hasta “Mi vida no es igual, si te vas a la B, ay como me voy a olvidar” o “River vos no volvés más. En el Nacional te vas a quedar” y #ElHinchaEncampuchado que llegó a ser TT para Argentina en Twitter, fueron las cargadas de los hinchas Xeneizes cada domingo mientras su máximo rival se desvelaba cada noche cuando perdía o sólo igualaba en el Nacional B. Fueron horas, días, semanas y meses de sufrimiento y agonía para la Banda Sangre mientras duró su aventura en la segunda división y entre dientes añoraba con volver a ver a Boca en un partido oficial pero para eso debía regresar a la élite argentina. A la cual podría retornar, pero no de la humillación que significó haber perdido la categoría una vez en su historia, un club “grande” como ellos se denominan.

Es que las secuelas que dejó el trauma de haber descendido de categoría no debe ser fácil y de seguro, esta tarde en el Monumental, se vivirá una jornada hostil para los hinchas Xeneizes. La estadía para el Millonario en el Nacional B empezaba de manera compleja, ya que aún no asimilaban la división, simultáneamente, Boca era campeón del Apertura 2011 siendo el equipo con menos goles en contra en torneos cortos. Eso sí, durante el verano, River tuvo su oportunidad de sacarse la espinita pero cayó en los dos Superclásicos. Mientras, sus batallas por ascender eran inhumanas que le mantenían el alma en un hilo, el Xeneize se consagraba subcampeón de América (con el susto que les causó que en la Ribera levantaran la 7ma Libertadores). Luego, en una especie de prevención, el elenco de Almeyda quedaba eliminado por Racing de la Copa Argentina evitando enfrentar a Boca en la Final.

Boca era campeón de la primer edición de la Copa Argentina siendo el mejor tercer equipo del mundo sólo por detrás del Barcelona y U. de Chile (según IFFSH). Los de Falcioni volvían a resonar en los principales medios del mundo. En ese entonces, en Núñez festejaban como un título de Primera División el ansiado y soñado ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino. Euforia total, el “dale campeón”, champagne en el vestuario, incluso celebración en el obelisco eran las señales de un River que estuvo reprimido durante todo un año soportando las humillaciones de considerarse “el más grande lejos”, pero a la vez su crisis deportiva, de identidad y económica hicieron que perdieron por completo su famoso “paladar negro”. Según ellos “la B Nacional es como el Calcio” o “es más difícil que la Primera”. No hay lugar a incógnitas, River perdió el prestigio, su fama y su ‘grandeza’ quedó manchada y puesta en duda para siempre. Pero, como dicen por ahí, volvió del ascenso pero del bochorno que hizo esa tarde del domingo 26 de junio del 2011, en el propio Monumental, no regresará jamás.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts