Últimas Noticias

Datos del Superclásico más espectacular del mundo

El Superclásico

En la previa al partido más importante del país y uno de los más trascendentes del mundo, te exponemos números, estadísticas, historiales, encuentros memorables, jugadores Xeneizes que definieron partidos y, otros, que cruzaron la vereda. Todo, teniendo claro que el primer triunfo oficial en un Superclásico fue de Boca.

BUENOS AIRES.- Faltan sólo horas para que se vuelvan a ver las caras, tras un año y cinco meses, los dos equipos más grandes del país y acá en LaMitadMas1.com.ar decidimos hacer un recuento de casi 100 años de rivalidad en sólo una selección top de los partidos más emocionantes, las infracciones más violentas, los cinco jugadores de Boca que decidieron marcar su nombre en un Superclásico haciendo la diferencia, otros seres, no tan recordados, que decidieron al otro día ponerse la Banda Sangre en el pecho, anécdotas positivas y negativas que distinguieron cada derby, y por supuesto, los 10 mejores goles de Boca en la historia de los Superclásicos. Obviamente, toda la paternidad comenzó por allá en 1931, en el profesionalismo, cuando Boca se adjudicó el primer Superclásico oficial, pese a que terminó igualado 1 a 1, el Tribunal de Honor de AFA le otorgó el partido a los de la Ribera porque el árbitro expulsó a tres jugadores Millonarios, quienes no quisieron retirarse del campo de juego, por lo que se suspendió a los 30 minutos.

Desde 1913 se jugaron 198 Superclásicos (entre Amateurismo y Profesionalismo) donde Boca ganó 72, River 66 e igualaron en 60 ocasiones. Pero, en el Monumental a partir del profesionalismo, la historia es adversa: River se quedó con el derby en 31 oportunidades contra 21 del Xeneize. En cualquier historial que se revise ya sea Amateurismo, amistosos o internacionales, el dominio Xeneize es rotundo. Pero… ¿Qué Súper serán imposibles del olvidar para el hincha de Boca? El del Clausura 2003, cuando Boca perdía 0-2 en la Bombonera tras los goles de D’Alessandro y Cavenaghi, Guillermo Barros Schelotto se encargó de ser su verdugo y estableció el 2 a 2 final y electrizante. En el Apertura del mismo año, los goles de Iarley y Battaglia, en el Monumental, sirvieron para causar el caos en la institución Millonaria y la renuncia de Pellegrini. Los 4tos de Final de la Copa Libertadores del 2000 presentó la vuelta de Palermo, tras seis meses de lesión, justo contra River marcó un gol inolvidable para liquidar la serie. Los dos de semifinal en la Libertadores del 2004, sin público visitante, Boca sacó pasajes a la Final, en Núñez, gracias a los penales ante el silencio de 80 mil personas. Y sin duda, el más recordado en el último tiempo, el del Clausura del 2011, donde Palermo marcó su último gol en un Superclásico.

Así como hay jugadores que la camiseta forma parte de su piel, para otros, es sólo un mero trabajo ponerse y quitarse una remera es el caso de Juan José López, Gabriel Batistuta, Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca, Hugo Orlando Gatti, José Manuel Charro Moreno, Julio Olarticoechea, Carlos Morete, Ernesto Mastrángelo y Claudio Paul Caniggia entre otros 85 más. ¿Goles recordados? El de Maradona en el Metropolitano del ’81, en la Bombonera, contra el arco de Casa Amarilla. El de Pompei, en el Apertura del ’96 en la Bombonera en la valla del Riachuelo. El Famoso tanto de Caniggia, en el Clausura del 1996 con el famoso beso a Maradona. El extraordinario gol del Chelo Delgado a Costanzo en el Monumental en el Apertura del 2002. Y cómo olvidar “el gol de las muletas”, en la Bombonera, de Palermo tras sus seis meses de inactividad. Sin embargo, el Superclásico no sólo han sido batallas memorables ni goles inolvidables también han tenido faltas descomunales como la de Passucci a Ruggeri en el ’85 o la de Hrabina a Troglio un año después. Sin duda, la más recordada por los jóvenes es la de Krupoviesa a Montenegro en el 2006.

Está claro el Superclásico cada año escribe una historia propia y distinta a la de cada torneos una vida ajena al resto de los 18 equipos del fútbol argentino. La única vez que se vieron las caras, en una Final, los máximos clubes del fútbol local, fue en el Cilindro de Avellaneda en el Nacional del ’76, gracias a una picardía de Suñé quien cobró un tiro libre cuando aún Fillol acomodaba la barrera y gol y así Boca se adjudicaba el bicampeonato. La historia nos retrotrae al Nacional de 1969 cuando el Xeneize igualó 2 a 2 en el Monumental pero le sirvió para ser campeón y dar la vuelta pero el festejo trató de ser opacado ya que la entidad de Núñez abrió los grifos para evitarla. Desde un “si ellos ponen a Palermo yo pongo al Enzo” de Gallego en el 2000, el gol de Palermo en muletas, el recibimiento en la Bombonera al equipo de Núñez con una lluvia de maíz y plumas, el abrazo de Carreño a un línea en el verano del 2002, el festejo de Tevez, en el Monumental, en la histórica Libertadores del 2004 y hasta la tragedia de la puerta 12, donde murieron 71 personas. Son los. Hay hechos que marcaron tanto cada época como versiones del derby. Son 99 años de Superclásicos desde el primero y 81 desde la era profesional, sea como sea y en la competición que se desee, este encuentro, sólo ha sabido de un dueño.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts