Anecdotas de Boca Juniors

En 1980, Diego Armando Maradona maravillaba al mundo. Sin embargo, antes de que jugaran Boca y Argentinos Juniors, por la duodécima fecha del Nacional, Gatti dijo de él: “Es un gordito que no puede hacerle un gol a nadie”. Ese día, Maradona convirtió cuatro tantos (en la foto concreta el primero de penal) y su equipo ganó.

La primer cuota mensual para los socios del club fue de 50 centavos (abril de 1905). Decidiéndose al año y medio de fundado Boca Juniors, por el notorio incremento en la cantidad de asociados, aumentarla a 1 peso. Como derecho de inscripción fue impuesta la suma de 5 pesos nacionales

Juan Bricchetto.(uno de los fundadores de Boca Jrs) Fue uno de los miembros de la primera comisión directiva y presidente en varios períodos. fue él quien donó el dinero para la compra del alambrado de la cancha. Quiso el destino que la muerte lo sorprendiera el mismo día de la inauguración de la Bombonera, el 25 de mayo de 1940.

La promesa de Valentim.
En 1962 Antonio Roma, arquero de Boca, le detuvo un penal a Delem en la última fecha del torneo, que le permitió al conjunto de la Ribera llevarse el título. Valentim, que convirtió el único tanto del aquel encuentro, había hecho una promesa: “Si Delem no hace el gol, me voy caminando de mi departamento (ubicado en Once) hasta la iglesia de la calle Bolívar y le entrego diez mil pesos al primer mendigo que encuentre. Roma atajó y al otro día Valentim fue caminando desde su casa hasta el centro, recibiendo felicitaciones a su paso por la victoria. El delantero brasileño cumplió su promesa y le entregó los diez mil pesos a una anciana que sólo atinó a abrazar las piernas del jugador y salir corriendo

La rivalidad desde un principio: En el año 1914 cuando se enfrentaron Boca- River tras un partido áspero y en el que no se sacaron ventajas, los grupos de simpatizantes de ambos equipos se trabaron en lucha fuera del estadio causando graves daños en las inmediaciones y provocando la enérgica actuación de la policía.

Boca campeón como local en el Monumental. En el campeonato del ’44, más precisamente la tarde del 26 de noviembre, se enfrentaban en el estadio Monumental Boca Juniors, que jugaba como local, y Racing en la última fecha del torneo. El partido lo ganó el conjunto xeneize por 3 a 0 y se consagró campeón por segundo año consecutivo. Esta fue la primera y única vez que pudo dar la vuelta olímpica en la cancha de su rival más tradicional.