Últimas Noticias
  • No items

Empate con sabor dulce

Boca ya sabía que venía de un verano espectacular tres de tres, por eso Falcioni no se la jugó
como en Mar Del Plata, River debía cambiar su mala imagen, tranquilo empate sin emociones en
Mendoza.

Por el inicio del partido por parte de River mostraba que el conjunto de Núñez tenía sed de
revancha por lo ocurrido la semana pasada, es que desesperadamente necesitaban cambiar
la fachada expuesta en Mar Del Plata por ello salieron a comerse a Boca desde el arranque,
Lamela estaba intratable (pegó en zurdazo en el palo), Almeyda impasable y Pavone inquietante
simplemente el Millo salió agresivo y consiguió su premio a los 7’ con el “Tanque” Pavone un gol
luchado que, casi, tapó García, luego Almeyda también casi, pone el 2-o.

Se conformó el equipo de J.J López se repliego y se dedicó a mantener el tanto en su cuenta,
pero Boca sabía que debía seguir con su racha invicta aunque ya hayan vulnerado por primera
vez su arco en este 2011. Tuvo memoria para recodar lo hecho el 22 de enero y reacciono con
la tranquilidad de la experiencia y tras un error garrafal del juvenil Chichizola que corto mal un
centro estuvo ahí el “Optimista del gol” y de esa forma Palermo colocó el empate a los 25’ fue 1-1.

De ahí en adelante River se defendió, Boca se lo comió cambiaron los roles, ahora el Xeneize era
el cazador y el Millo la presa, se refugiaba como podía y el team de Falcioni intentaba por todos
lados. Los segundos 45’ estuvieron de más, pasó por un fondo bien hondo, donde dio más para ir
a dormir, ambos estaban conformes. River cumplió: cambió en algo su imagen por lo menos no
deprimió a su gente, aunque hay mucho que mejorar. Boca: hace que sus hinchas puedan mirar
con muy buena cara el futuro, da para ilusionarse. Vamos por muy buen camino y eso que faltan
Román y Battaglia.

Por Hernán Juárez Riquelme
http://www.twitter.com/juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts