¿Qué pasa acá?

Lo que sucede en Boca es realmente extraño e incomprensible. Pésimo no se juega pero tampoco bien, chances hay pero goles escasean, la defensa está bien parada pero igual perdemos. ¿Qué sucede con este equipo que ha tenido un mal arranque de torneo sin jugar mal? Y eso que fuimos campeones de verano.

Todos esperábamos que esta noche Boca le mandara a guardar a Barovero todas las oportunidades perdidas en los partidos anteriores pero una vez más el Xeneize no estuvo fino, y falta de precisión hicieron que nos vengamos con una derrota desde Liniers, sin duda el local fue superior. La defensa Azul & Oro estuvo bien parada en el fondo, son poco y nada los errores de la zaga, hoy nos basto un descuido en un corners para que batieran a García, quien ha mejorado su nivel desde el debut ante Godoy Cruz, ha sido uno de los puntos fuerte del equipo de Falcioni, por ahí lo más bajo de la última línea sigue siendo Clemente.

Boca inicio el partido siendo mejor que su rival, pero al pasar los minutos se fue apagando como una estrella fugaz, y ahí fue cuando comenzó a crecer Vélez que sin ser brillante ganó, tampoco ellos juegan bien, quizás es lo que nos preocupa. Recordemos que el Fortín perdió merecidamente un partido increíble a mitad de semana. Rivero y Colazo fueron de más a menos, a tal punto que en el segundo tiempo no fueron determinantes para absolutamente nada. Otro punto a destacar es que Erviti aun no aparece, no crea, no habilita, no se saca hombres de encima ni deja mano a mano a Palermo ni a Mouche, un jugador que costó casi US$ 6 millones pero que en la cancha hasta ahora no vale ni un peso. Palermo tampoco ha hecho mucho, la verdad no se entiende que sucede con los de peso en el equipo. El único gol vino a los 39’ del PT luego de un corners desde la izquierda de Ramírez para que por las espaldas de Isaurralde apareciera Ortiz y pusiera el 1-0 definitivo.

Ojala la próxima fecha ya esté a punto Román para volver contra el Ciclón, ya que muchos piensan que sigue siendo la solución para un Boca que hace bastante no pelea nada aunque suene duro y raro decirlo. En lo personal la cura para este Boca es el mismo Boca, son once no uno solo, aunque ya de seguro que la directiva Xeneize estará mirando de reojo otros técnicos, esperemos a Falcioni, tiempo al tiempo y que retorne el equipo del verano. No se juega mal, pero tampoco lucimos y no somos eficaces arriba, como cuando en otros tiempos no se jugaba bien pero se ganaba por que los delanteros estaban finos. Claramente Boca busca todavía el rumbo en pleno campeonato, cuando ya debió encontrarlo, aun no identifica ese camino glorioso, cada fecha se hace tarde para ubicarlo. Actualmente escasean los goles, estamos desabastecidos de la esencia del balón pie y repito es muy raro el presente Xeneize. Exigimos que el fútbol nos devuelva a Palermo y a Riquelme en sus mejores versiones para enfrentar el Cuervo.

@juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts