Últimas Noticias

Sin palabras

Cada semana se me hace mucho más complejo tratar de explicar la crisis Xeneize. Ya no tengo forma de expresar el pésimo momento que vivimos. Ahora el verdugo fue Olimpo, que, por primera vez en su historia nos gana. ¿El equipo? Se fue pifiado y abucheado de la Bombonera, la cara en el final de Román explicó todo.

La verdad los números que di en la nota anterior no mienten, por algo son estadísticas, y fueron contundentes y me alabaron. La gente respondió hoy, las tribunas estaban totalmente llenas, el estadio cantó y alentó, si es por hinchada, Boca estaría en la punta, pero definitivamente eso no juega dentro de la cancha cuando el equipo no tiene vida, sangre, alma ni rebeldía propia para salir de este pésimo momento. Al parecer a Mouche, Chávez, Monzón, Colazo y al resto de los pibes no les han explicado aún la camiseta que llevan puesta, lo que vale. En lo individual para Pablo quedó demostrado que le pesa como un yunque, ya que si anotó dos goles con la selección a mitad de semana, es incomprensible. Boca en todo el partido ni despeinó al arquero bahiense, todos los disparos hubieran sido Try Penal si esto fuera rugby. Muchos esperamos que de la mano de JR encontráramos el rumbo, pero no, ni él pudo.

Olimpo en todo el encuentro llegó solo cuatro veces a nuestro pórtico, con dos goles: uno de Rolle a los 39’ del PT y la debacle a los 44’ del ST gracias a Furch, un gol anulado que fue legitimo (de lo que nos salvamos) y una tapada de García mano a mano a Rolle. Y para colmo Erviti quién una vez mas no sorprendió, se fue de la cancha en camilla luego de un choque con un jugador de la visita y producto de ellos quedará inconsciente, afortunadamente ya está bien. Otro que se fue accidentado por un golpe en la mandíbula es Rivero, ya que chocó con su compañero Mouche y quedó sangrando y se tuvo que retirar seguidamente, para tranquilidad de todos está bien. Los más triste de toda esta crisis es que Olimpo no fue inmensamente superior a Boca, ni Godoy Cruz, ni All Boys, ni San Lorenzo, entonces imaginemonos a lo que jugamos, si señores a nada. Muchos pensábamos, hasta hoy que con Riquelme (dos asistencias y un tiro libre pasó cerca del arco de Tombolini) en cancha la cosa cambiaria, y si de alguna forma cambió y es que nos dimos cuenta de que ni él será: “El Salvador”. Duele en el alma y corazón ver a los jugadores como se fueron de la cancha.

Quedó demostrado que las estrellas fugaces como Riquelme y Palermo cada vez serán más intermitentes. Es que el equipo esta contagiado de mal fútbol, de mala puntería, de bajo estado de ánimo, anoche los jugadores se fueron de la cancha con la cabeza baja y una bronca espeluznante, hace años, ya ni recuerdo la última vez que el team se fue silbado e insultado de la Bombonera. El Xeneize no encuentra el rumbo, gracias a Dios a mí el fanatismo aún me deja ver a Boca y a sus referentes cuando ya no son los mismos, ciegos son aquellos que con este momento creen que siguen siendo La Solución, pueden ganar un partido, hasta tres, pero un campeonato, ya no. Nadie se olvidará de sus goles, de lo feliz que nos hizo, anotaciones imposibles para otros goleadores en un caso. Por otro lado nadie olvidara sus tiros libres, ni sus magistrales habilitaciones, pases imposibles, pero… ¿dejaremos hundir a Boca solo por permitirles jugar hasta que necesiten un bastón?, la historia se respeta, obvio, pero manda la actualidad lamentablemente, de recuerdo no vive el hincha, mas no olvida. Si la semana pasada fue “hot” luego de la derrota ante San Lorenzo, está en lo personal creo que habrán quemados, solo hay que esperar y ver que acontece con Falcioni y sus dirigidos, que sea lo que Dios quiera con este equipo. A buscar un rosario y una biblia porque la salvación está en el cielo y no en la tierra.

@juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts