Últimas Noticias
  • No items

Levántate y camina

Post: Colón 0 – 1 Boca

Boca era levemente superior al Sabalero pero no llegaba con chances claras de convertir, hasta que con un gol de tiro libre magistral de Riquelme nos volvió el alma al cuerpo, resucitamos y volvimos al triunfo después de tres derrotas seguidas. Hoy si hubo sangre.

Santa Fe Boca llegaba al Cementerio de los Elefantes con una actualidad espeluznante: cuatro derrotas de las cuales tres fueron seguidas, solo un triunfo y un empate, además nuestro máximo goleador no convertía un gol oficial desde el 10’ y finalmente hace cuatro jornadas no sabíamos lo que era darle un pase a la red, hoy rompimos todo el maleficio y se comienza a encontrar –por el momento- el rumbo. La condición de visitante vaticinaba un hostil encuentro en Santa Fe, todas las condiciones estaban en contra – las localistas y las estadísticas actuales de Boca- por eso se festeja el triple el triunfo en el Cementerio. Sin dudas no se sabe que habrá hecho Julio en la semana, que les habrá dicho o con que los motivó, pero lo que sí está claro es que a los jugadores les hicieron transfusión de sangre, esta tarde hubo sudor y lagrimas señores para empezar a sacar a Boca de esta crisis.

Es cierto, no se jugó de forma excelente, ni mucho menos se brilló, pero en la actualidad Azul y Oro eso de “jogo bonito” no importa mucho. Había que ganar como fuera, con un penal, tiro libre, autogol daba igual la vía, lo que augurábamos era el score a favor. Fuimos más que Colón, pero chances nítidas de gol no aparecían. El partido era áspero en el ecuador de la cancha. Hasta que a los 16’ de la etapa final Riquelme con un tiro libre quirúrgico y preciso -así como un francotirador- descolocó a Pozo y a sus defensores, ya que todos aguardaban el centro pero Román decidió pegarle al arco y sacó un potentísimo remate y de está forma desatar el delirio en la popular visitante. De ahí en adelante Boca manejó los tiempos del partido, era Colón quien debía arriesgar todo por el resultado, pero sin ideas claras iba como podía. Pasamos alguna que otra complicación en el fondo durante escasos minutos, pero Luchetti estuvo firme bajo los tres palos. El equipo de Falcioni aguantaba la pelota, tocaba con Román, Colazo, Viatri y Clemente para avanzar y retener la esférica el mayor tiempo posible hasta que llegó el final. Los mejor de todo aparte del triunfo, es que prácticamente no pasamos apuros ni peligro en nuestro arco.

JR se exhibió mejor respecto a la semana pasada, estaba más metido, tenía más ritmo y estaba más exacto con sus pases, Clemente estuvo más sólido por su lado, además siempre que decidió irse al ataque lo hizo de buena forma sin ponernos en riesgo, Chávez se desmarcó bastante fue quien pidió más la pelota en Boca, Somoza recuperó varios balones en la zona media al igual que Erviti que subió su nivel. El gol de Riquelme cortó la maldición de Boca que no marcaba un gol hace 464’, sin duda fue un gol que desahogó a La Mitad Mas Uno del país y para él en lo personal volvió a marcar desde el Clausura 10’ ante Arsenal. Con el triunfo en Santa Fe escalamos una posición para quedar 17º en el torneo. Otra vez nos reencontramos con la Srita. Victoria, quién nos estuvo esquivando hasta esta tarde, esperemos que no nos vuelva abandonar, ya que al igual que el Cisne empezamos a resurgir de las cenizas. Este enfermo grave hoy se levantó y caminó, al parecer comenzó la rehabilitación, pero calma que un cunda pánico, sigamos de esta forma y quien dice que terminemos dándole algún susto a los de arriba, Dios me escuche.

@juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts