Últimas Noticias
  • No items

Perdónalos, que no saben donde juegan

Análisis

A pesar de que el partido de ayer haya sido malísimo por parte de Boca y Lanús, no podemos ocultar lo desconcertado que volvimos a estar en todas las líneas. El fondo desordenado, en el medio cada uno juega por su lado y arriba ya no lastimamos.

Luego de finalizado el partido ayer Diego Valeri autor del primer tanto de Lanús dijo que el encuentro “estaba para cualquiera”, y si es verdad, fue parejo dentro de lo mediocre que se jugó. Es increíble que acá cada uno juega por su lado empezando desde la dirigencia hasta los players. Los dos centrales; Caruzzo e Isaurralde aún no se comprenden en esa zona, están perdidos e indecisos a la hora de ir a marcar, para que decir los laterales ninguno se fue al ataque ni Clemente ni Monzón. Los del medio son otros que juegan para sí mismo y no para el equipo Erviti todavía no logra la sociedad con Riquelme, esa esperada por todos, mientras que Chávez no pinta en lo absoluto para ser el sucesor de JR, auguramos por un Diez. Palermo viene en baja, desde hace bastante, pero también es verdad que no le llegan las mismas pelotas de gol como en sus buenos tiempos, nadie lo abastece ni habilita, claro está que sino lo hace Riquelme, Martín está frito.

Lo dije hace bastante tiempo acá mismo -muchos creen que por eso soy “AntiRiquelme”, que lo destrozo, que no lo banco y nada que ver- yo había comentado que el Diez ya no es el salvador del equipo, ni aquel jugador que de su mano en el 07’ levantamos la Libertadores, de igual forma dije que si podrá hacernos ganar dos o tres partidos como mucho pero él solo no va a sacar de la crisis a Boca. Ya no es un pibe que quiere comerse la cancha, que quiere escribir su historia en Boca, que quiere ganar cosas en el Club, eso ya él lo tiene y de sobra, los que la tienen que mojar son los chicos, los Colazo, Mouche, Chávez, Monzón entre varios más, esa es la camada que viene. Entonces Riquelme sea figura o no, ya mas no le podemos pedir, claro está que las lesiones y años desgastan a un jugador, es el caso de Román y Palermo, ya piensan más en su retiro (Martín ya lo anunció) que en ganar una próxima Libertadores. Lo mismo sucede con el nueve Xeneize, ya tiene todos los records que se le pidan positivos y negativos, le hizo goles a todo el mundo, está en la historia de Boca, se canso de hacer goles, al igual que JR inconscientemente – a pesar de no estar en su mejor nivel- saben que ya dieron todo por la camiseta. Quedó demostrado ante el Granate que si a Riquelme lo anulan ó no marca la diferencia en un pase, habilitación o tiro libre nadie lo hará.

No le reprochamos nada ni al Loco ni al Diez, si se cansaron de jugar es por lo que pasa un futbolista durante toda su carrera, ahora los que tienen que sacar la cara por ellos son los que comienzan, los que tienen hambre de gloria, quienes por lo visto aún no se dan cuenta en la situación que están. Quizás lo que podemos cuestionarle a JCF es el cambio de incluir como titular a Viatri por Palermo, aunque es obvio que le tiemble el pulso, pues si Martín nos dio tanto, pero lamentablemente, necesitamos goles hoy, no podemos vivir del recuerdo. Pobre Falcioni ¿Qué hacer: sacarlo ó dejarlo?. He ahí el dilema. El único que viene pidiendo cancha y minutos desesperadamente es Viatri, de resto ninguno más. Recordemos que este equipo es el mismo del año pasado y que el único que destacó y se fue a un mejor fútbol es el chileno Gary Medel (Sevilla) quién ya es titular en el equipo español, Giménez está a préstamo en San Lorenzo y Méndez lo mismo en Central. Definitivamente lo que Boca necesita es justamente a Boca, un equipo, once jugadores, sociedad, colectividad, compañerismo, entendimiento y no a un solo jugador, porque ya en el equipo absolutamente nadie está para ser el Mesías.

@juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts