Últimas Noticias

¡Tus deseos son ordenes, Martín!

Post Superclásico: Boca Juniors 2 – 0 River Plate

Palermo durante la semana deseó un gol y ganar su último Superclásico. Y así fue, con su tanto y un error garrafal de Carrizo, Boca una vez más se impuso ante River, al que dejó en el borde del abismo. La promoción ya les respira en el cuello. Final violento y fiesta total en La Boca y agonía en Núñez.

Buenos Aires – Boca llegaba esta tarde con la seria obligación de ganar para seguir levantando vuelo en el campeonato. Pero las estadísticas marcaban que durante este torneo, de local, ganó solo un partido de los seis que disputó -eso sí- River no ganaba en la Bombonera desde el 2004 y por ahora tendrá que esperar hasta el 2012 para romper esa racha. Con una Bombonera repleta y colorida se enfrentaron los dos clubes más grandes de Argentina. Ambos comprometidos con los promedios donde uno piensa a futuro para no verse comprometido, y otro al que los números ya le son rojos y le incomodan. Los players de Jota Jota López recibieron solo un gol de visita (Arsenal) en lo que va del torneo. River empezó teniendo la iniciativa con un Lamela inquietante, que le ganaba los mano a mano a Somoza, Pavone que se juntaba con Ferrari por la derecha inquietaban a Caruzzo, quién cometió muchísimas faltas dentro del área –que afortunadamente- no vio Loustau. Durante los primeros 20’ del primer tiempo Boca era dominado, pero la falta de imprecisión en la Banda Sangre evito que abrieran el marcador.

Pero bastó que en un corners desde la derecha se equivocara Juan Pablo Carrizo luego de un intento de cabezazo de Monzón se encontró de frente con la pelota y por eso la terminó embocando en contra de su valla y a los 28’ sin hacer mucho el Xeneize ganaba 1-0. El delirio fue total ante semejante blooper de Jota Pe, el uno Millonario estaba anonadado, no podía creer lo que le había sucedido. El conjunto de Falcioni comenzó a tomar las riendas del juego, con una gran actuación de Chávez, con intentos de ataque de Monzón (fue su último partido en Boca) que siempre terminaron en centros a Palermo, un Somoza que empezaba a frenar a Lamela y un Luchetti que siempre dio seguridad en el fondo, el equipo de La Ribera ya era superior ya que Riquelme controlaba los tiempos y hacia jugar y mucho a Mouche (de gran partido hoy). La locura total en La Boca llego tres minutos después, tras un serie de rebotes en el área de River y el balón desacomodo a la última línea defensiva para quedarle a un Palermo habilitadísimo y conectarla suave de cabeza por encima de Carrizo y ahora las cosas estaban 2-0 y festejo con lagrimas junto a Falcioni y la incertidumbre total en River. La oncena de Jota Jota no se recuperaba de esos dos golpes letales, es mas Lamela no volvió hacer desequilibrante, Román se adueñaba de la pelota junto a Mouche y a Chávez. Sin duda hubo 45’ de mas ya que en el segundo tiempo River no se digno a llegar al arco de Lucchetti, excepto por un tiro libre de Lamela donde Laucha chocó con el poste derecho y la salvada en la línea de Monzón luego de una gran jugada y definición de Pavone, no fue más River. La única nota negra de la jornada fue sobre el final, ya que el árbitro no tuvo la frialdad para parar el juego brusco durante todo el partido por eso en el epílogo se le fue de las manos y terminaron a los golpes e insultos los jugadores y tuvo que expulsar a Clemente y Almeyda que se desafiaban cara a cara. Muy bien echados. Almeyda se fue al vestuario evidentemente furioso y desafiante ante la tribuna local besando la camiseta y empujando a los policías que lo protegían.

Con el triunfo, Boca llego al 7º puesto con 21 unidades y pasa por el mejor momento futbolístico del campeonato en la era Falcioni. Desde la fecha nueve no se pierde (2-0 ante Lanús) y de los últimos cinco partidos ganó tres (Huracán, Argentinos Jrs. y River). Podemos mirar con optimismo el final del torneo, ya que se viene en alza. Sería ignorante pensar que con este triunfo salvamos el semestre, ya que si Boca no sigue de esta manera, incluso el próximo torneo podemos arrancarlo en zona de promoción, sino mejoramos los números (1.412).  Por su lado River con esta derrota quedó seriamente complicado -aunque Olimpo (1.212) haya perdido con Independiente en Bahía Blanca- el conjunto de Núñez estaría cerca de la temida zona de promoción (1.256) de la cual Racing tardó años en salir. Pero nadie hoy nos quita lo bailado y lo gozado. Una vez más demostramos tener temple ante nuestro eterno rival y jerarquía para ganarlo. Ahora a disfrutar de los clásicos afiches y a esperar seis meses más, para ver quien se adjudica un nuevo Superclásico esta vez, desde el Monumental de River.

La Frase del Día: “Un polvo bárbaro”. Julio Cesar Falcioni.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts