Palermo decidió no invitar a Riquelme a su despedida

Palermo-Riquelme

Palermo decidió no invitar a Riquelme a su despedida y así continúa ratificando la pésima relación entre él y Román. Acá te explicamos cuando nació esta gran rivalidad que tuvo y comienzo amistoso pero que terminó de la peor manera. Final impensado entre ambos por allá en 1997 cuando los dos últimos ídolos se conocieron.

BUENOS AIRES – Luego de las polémicas declaraciones de Palermo en su conferencia de prensa previo a su partido de despedida, muchos hablan de esta relación negativa que por algún tiempo afectó el camerín Xeneize, pero que pocos realmente conocen en detalle los problemas internos que deterioraron el nexo entre el último nueve goleador y el diez. División del plantel en dos bandos los Palermistas y Riquelmeanos. En el grupo del primero estaban Battaglia, Palacio, Morel (se fueron aburridos de Román) y Cáceres y al segundo lo seguían Ibarra y juveniles conocidos como el arquero García, Gaitán y Luciano Figueroa (sólo mencionamos a los reconocidos). Esta rotura de amistad entre ambos capitanes arrancó a principios del  año 1997 donde compartieron planteles hasta fines del 2000 donde la cosa se dañó, en la previa de la final porla CopaIntercontinentalante el Real Madrid, por una petición de Riquelme a Bianchi para que fuera titular el Chelo Delgado y sacara a Guille –amigo de Martín-. Acá empezó todo.

Ambos seguidamente se fueron del club y se reencontraron a inicios del 2007 y en el mismo año levantaron la 6ª Copa Libertadores y abundaba la paz en el camerín. Pero en el08’otra vez comenzaron los roces ya que a Riquelme era el Villarreal quien le pagaba su sueldo una cifra inmensamente superior a la de Palermo quien hasta ese entonces era el mejor pago del plantel.  Pero en el 2008 la relación tuvo uno de sus pics negativos más altos: enla Libertadoresdel 2008 (semifinales ida) post2 a2 ante el Fluminense en el Cilindro de Avellaneda, Román retó fuertemente a Migliore por el grueso error del empate final, es en ese momento cuando Martín defendió al juvenil y le reprocha al diez su falta de sacrificio por la camiseta. Tras la eliminación de Boca, Riquelme viajó a Pekín con la selección olímpica y se entero de la grave lesión del Optimista quien sufrió la rotura de los ligamentos cruzados anterior de la rodilla derecha y el diez le envió un mensaje de texto deseándole una pronta recuperación.

Se logró el Apertura del 2008 teniendo a Riquelme como máximo referente dentro del plantel y con un nivel extraordinario. Aunque ante del Superclásico ante River, Julio Cáceres desde Paraguay mando un tremendo misil: “Riquelme no corre. No da el ejemplo como Palermo, nuestro líder positivo”. El Titán volvió en el Clausura del 2009 y otra vez comenzaron las internas que se vió reflejado en la cancha donde no existía conexión entre ambos bandos y detonó en la eliminación de la Copa Libertadores ante Defensor Sporting por1 a0 y a la salida del vestuario de la Bombonera, Palermo afirmó: “Así no podemos seguir. Hay que cambiar muchas cosas”. Un año después se volvería quedar en evidencia el distanciamiento entre ambos luego de que Román le diera el pase para el gol 219 de Martín y el diez festejó por su lado y el Loco por otro. “Lo dije siempre. No soy amigo (de Riquelme), no tengo relación. Lo único que nos une es salir el domingo y defender la camiseta del Boca”, dijo el nueve terminado el partido. “Nunca supe los motivos por los que la relación cambio, ni tampoco ninguno de los dos lo hablamos. No creo que con el tiempo volvamos a hablar, pensamos muy diferente y somos diferentes. Si durante casi tres años compartíamos un vestuario y concentraciones y nunca nos sentamos a charlar, el día de mañana no creo…”, confesó el ex goleador Xeneize.

Twitter:@juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts