Y así es el fútbol…

Copa Libertadores 2012: Boca Jrs. 1 – 2 Fluminense

En un partido extraño donde Boca hizo más por llevarse un triunfo terminó perdiéndolo por la suerte del Flu y pagando caro la poca precisión frente al arco contrario. Fue 1-2 para los de Falcioni que cortaron la racha de 36 partidos sin caer, y aún no gana en la Copa Libertadores 2012.

BUENOS AIRES – Cuando se pierde jugando mal es obvio no quedar molestó ya que te superaron con claridad, pero cuando queda la sensación de que fuiste superior al rival e igual perdiste la ira es total y lo único que pides es que pase el tiempo rápido para tener la ansiada revancha. Boca, anoche, fue más que Fluminense, que visitó por primera vez en su historia la Bombonera, y se llevó un grato recuerdo. Es complejo explicar un resultado cuando quien perdió obtuvo las ocasiones más nítidas para ganar y quien se llevó los tres puntos sólo tuvo suerte y claro, precisión, casi nada en el fútbol de hoy.

La Bombonera se volvía a vestir de gala tras dos años de ausencia del máximo certamen continental de clubes y por eso todo era una fiesta y más para recibir a un equipo que jamás la visitó: Fluminense. El estremecedor recibimiento de la gente de Boca no intimidó en lo más mínimo a visita quien gracias a un tiro libre de Deco y cabezazo de Fredes ya ganaba 1 a 0 a los 9’ del PT. Un verdadero baldazo de agua fría para los de JC quienes debieron cambiar rápidamente el chip para igualar la historia. Boca buscó por todos lados pero entre la suerte, la mala definición y Cavalieri se las arreglaron para irse al descanso ganando.

El descenlace parecía cambiar a los 47’ del complemento tras un tiro libre de Riquelme que pego en la base del palo derecho de Cavalieri y el rebote le quedó a Somoza quien empató el match. Los de la Ribera crecieron y eran mejor que su similar brasilero, pero a los de Braga les salió una contra perfecta a los 54’ gracias a un desborde endiablado de Wellington por la izquierda que centró a Deco y el portugués conectó de una para mandársela a guardar a un Orión impotente y dejar boquiabiertos a propios y extraños. Silva, Riquelme, Mouche, Somoza contaron con situaciones puntuales para igualar el score pero el arco del Tri estaba embrujado.

Boca ganó once córners contra sólo uno del Flu y le pateó 18 veces al arco de Cavalieri vs. ocho tiros de los forasteros. Inexplicable. Lo más bajo del partido fue lo poco y nada que aportaron Araujo y Gaona Lugo en ofensiva y llama la atención lo poco que se buscó por arriba a Silva en el área. Sin duda el Xeneize fue más, fue superior pero faltó fortuna en el finiquito, una noche mala tiene cualquiera. A no entrar en pánico. Se notó la ausencia de Schiavi en el fondo y se espera que vuelva el domingo contra Independiente. Ahora Boca deberá ir todo por el todo el próximo miércoles en Sarandí ante Arsenal, duele de extremos necesitados para acceder a los octavos de final.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts