Últimas Noticias

Boca no mató a un rival herido y dejó abierta la llave

Copa Libertadores 2012: Boca Jrs. 1 – 0 Fluminense (Ida)

Boca, en su mejor partido del certamen, derrotó 1 a 0 a Fluminense en la ida de los 4tos de Final de la Copa Libertadores con gol de Mouche. Los de Falcioni no supieron liquidar la historia cuando la visita se quedó con diez y desaprovecharon chances claras de ampliar la ventaja. Cavalieri evitó una goleada en la Bombonera.

BUENOS AIRES – Pitazo final de Buitrago y la gente se rompe las manos aplaudiendo al equipo de Falcioni que dejó el alma en la cancha, aunque el resultado así no lo reflejó. Sí, Boca ganó bien, pero el panorama no es tranquilizador para el partido de vuelta en el Joao Havelange es que las oportunidades desaprovechadas duelen sabiendo que la diferencia es sólo de un gol. Boca durante los 90’ fue tres equipos distintos. En los primeros 15’ fue acorralado por Fluminense y estuvo muy nervioso. Desde los 30’ comenzó a acostumbrarse al rival y a la ansiedad del rival. Y luego de la expulsión de Carlinhos, Boca fue protagonista y metió en su área al Flu el resto del partido. Queda la incomodidad de no haber cerrado la llave, eso desvela.

Boca comenzó el match nervioso, demostrando que la falta de éstas instancias en los últimos tres años pasa la cuenta. Imprecisiones, equivocaciones y pérdidas de pelota consecutivamente exponían la inexperiencia de los pibes en la presente fases. Pero Boca empezó a jugar mejor por la izquierda donde Mouche desequilibraba, Rivero lo asistía y Roncaglia, al mejor estilo de lateral brasileño, llegaba con peligro al ataque. Román estaba en neutro, ahí, entre encendido y apagado, a punto de prenderse. Cvitanich lo tuvo de cabeza pero se fue levemente por arriba del arco de Flu, Schiavi también casi pone el 1 a 0 pero Cavalieri estuvo notable. Roncaglia tras un tiro violento, también por poco abrió el marcador pero otra vez Cavalieri fue magistral. Otra chance clara fue de Mouche, pero su disparo fue detenido una vez más por el uno brasilero. Fluminense se iba al descanso herido tras la expulsión de Carlinho (33’).

En la etapa final, Boca olfateó la sangre de la víctima y se fue encima de la misma. Cvitanich se disfrazó de Riquelme, habilitó a Mouche y Pablo tiró cruzado para batir Cavalieri, que nada pudo hacer, y a los 6’ los de Falcioni ganaban 1 a 0. Una vez más, Schiavi tuvo en sus pies el 2 a 0, pero Cavalieri se convirtió en figura y lo evitó. En resumen, Boca fue superior y dominó a su rival, pero no estuvo fino en la definición y no supo como liquidar la historia que quedó abierta. ¿Lo mejor? Mouche, Rivero, Roncaglia, Schiavi y Riquelme. ¿Los peor? La poca claridad a la hora de definir en el área contraria que dejó con vida al Fluminense. Lo importante era ganar, se consiguió, por la minima pero se logró, aunque para nada se cerró la serie y habrá que buscar la clasificación en el Joao Havelange de Río de Janeiro, que será un terreno inhóspito.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts