Últimas Noticias

Boca volvió a mostrar sus defectos y cedió el liderato del Inicial

Inicial 2012: Lanús 2 – 0 Boca Jrs.

En una noche para el olvido los dirigidos por Falcioni cayeron, en el sur de Buenos Aires, 2 a 0 ante Lanús con goles de Regueiro y Valeri. Boca perdió la punta del torneo y pasó a ser tercero con 16 unidades dos menos que Newell’s, el único líder.

BUENOS AIRES.- Poco duro la evolución que tuvo hace siete días el equipo de Falcioni cuando venció de buena manera a Independiente en la Bombonera. Esta noche el Xeneize no fue ni la sombra de aquel equipo que daba señales de buen fútbol y que no aumento el marcador por ineficiencia propia. Hoy, Boca simplemente no se encontró nunca como equipo y las individualidades no estuvieron finas como casi siempre y terminó pagando muy caro la inoperancia de un conjunto que quedó en deuda con el fútbol y su historia dejando en evidencia que, últimamente, le está costando ganar en las canchas del sur de Buenos Aires; 1 a 1 contra Banfield (Clausura 2012), 3 a 0 vs. Quilmes (Inicial 2012) y este 2-0 ante el Granate. Dejó mucho que desear el equipo de JC, así como contra el Cervecero, así como ante Argentinos Jrs., y este estilo de juego no es muy distinto al de los triunfos, pero claro, la gran diferencia, son tres puntos detalle que opaca, de cierto modo, el andar del equipo en el partido.

Hay que ser claros, Lanús fue superior de principio a fin en su estadio. Boca no logró dividir la pelota ni por cinco minutos seguidos. Hay jugadores que hace rato pasan zozobras y siguen siendo titulares. El primer gol de ellos llegó tras un grueso error de Ustari, –habría sido su último partido de titular ante el retorno de Orión ante San Martín- a los 33’ de la etapa inicial, donde la pelota se le escabulló de las mano y de volea Mario Regueiro batió a Schiavi quien se puso bajo los tres palos ante la mala salida de Oscar y así ganaba el local, 1 a 0. A los 36’ del segundo tiempo, Vigliano dejó a Lanús con 10 jugadores por la expulsión del autor del único gol, sin embargo, eso poco impidió que se hiciera justicia y Diego Valeri timbró la victoria 2 a 0 a 3’ del final. Otra vez la visita comprobó la enormidad que le cuesta tratar de marcar goles cuando tiene ventaja numérica. Las comparaciones son odiosas pero sí comparamos el Boca de hoy, de Falcioni, y el Lanús de Guillermo, este último fue una maravilla.

Respecto a las actuaciones individuales; aunque ha tenido actuaciones magistrales, el horror de Ustari nos condenó, si hubiéramos presagiado la mediocridad del equipo. Definitivamente Albín es un espectro por la derecha, Schiavi nos recuerda a cada minuto que es su último torneo. Caruzzo aún no tiene el 100% de estado físico. Clemente cometió excesivos errores infantiles y fue muy impreciso. Somoza fue más de lo mismo, no fue la noche de Erviti, poco y nada fue el aporte de Rivero, sólo Sánchez Miño no decepcionó pero no estuvo al nivel de otros encuentros y uno no hará la diferencia. Silva estuvo bien en sus manos a manos físicos, pero le cuesta cuando no le llegan balones como a Viatri quien tuvo un partido bastante flojo. En general, el equipo tal vez, haya jugado su segundo peor partido del torneo, teniendo como referencia aquella caída ante Quilmes. Lo peor es que se perdió la punta pero ante San Martín se puede recuperar aunque esto ya no depende exclusivamente de los de la Ribera.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts