Últimas Noticias

Falcioni no consigue sacar a Boca de su depresión futbolística

Inicial 2012: Boca Jrs. 0 – 0 Estudiantes de L.P

Los dirigidos por Falcioni, quien suspendió la conferencia, volvieron a tener una actuación displicente e igualaron 0 a 0 contra Estudiantes de L.P por lo que no pudo acercarse al líder Newell’s. El Xeneize llegó a cuatro partidos sin recordar el triunfo logrando sólo dos puntos de doce posibles.

BUENOS AIRES.- Como el día, así fue la actitud y juego de Boca dentro de la cancha. Nublado, frío e incomprensible, como la lluvia en plena primavera, fue el partido que el local cumplió ante un flácido Estudiantes que los últimos 5’, en que Boca se decidió atacarlo, pasó sofocones en el fondo. Más allá de que la visita se plantará bien en la Bombonera, jamás fue un rival digno como para ganar ya que jamás probó ni exigió a Orión mientras que Villar sobre el final se vio apurado por algunos intentos de Viatri, el palo de Alayes, y una de Sánchez Miño. Boca no mejora, sigue en terapia intensiva y no muestra signos de recuperación a menos de siete días para el Superclásico donde River tampoco mete miedo. Estudiantes complicó al local con centros aéreos hasta meterlo en su arco y gracias a la imprecisión de sus cabeceadores terminó resignando dos puntos que pudieron ser cero en el epílogo del match.

Que no encuentra el sistema, que no haya un enganche, que no hay mucha actitud por parte de algunos jugadores, otros que vienen teniendo bajo rendimiento o que los cracks que había se vieron contagiados por esta epidemia que disminuyó la cantidad de sangre que entra en el corazón pueden ser las innumerables excusas para explicar este crudo momento o tal vez sea el técnico “el problema”. Sin duda, lo mejor fue Orión; perfecto en los centros y seguro en los despejes, Schiavi; quien, pese a su lentitud, se jugaba la vida para sacar todo del fondo y Fernández; que gracias a sus pies, Viatri tuvo la chance más clara de gol en todo el partido. Burdisso estuvo perdido y nervioso. Opaco fue lo de Sánchez Miño, Clemente no tuvo peso por su banda. Erviti regular tras que recuperaba una pelota perdía dos, Somoza sigue jugando más para el rival que con sus propios compañeros. Paredes no tuvo nada de creador, Silva cabecea más en propio arco para defender que en el contrario y Viatri se pierde tratándose de lucir.

Al finalizar el partido, el canto de guerra de los hinchas hacía los jugadores fue clarísimo: “El domingo cueste lo que cueste”, canto que también fue entonado por unos 200 barras a la subida del micro de los jugadores con tono de intimación. Insólitamente JC suspendió, a último momento, la conferencia de prensa es que, es obvio, a Pelusa se le acaban las excusas para argumentar el pobre rendimiento de sus dirigidos y la mediocre idea futbolística que explayan sus pupilos. Boca está grave. Fueron en vano esas dos semana de receso por Eliminatorias mundialistas ya que no hubo mejoría y juego colectivo. Evidentemente los líos internos se están viendo reflejados en la cancha, los conflictos entre Riquelmistas y lo que se resisten a ese dominio continuará hasta el final del ciclo Falcioni quien aunque pierda ante River todo indica que seguirá hasta fin de año. El horizonte plantea a River como obstáculo motivacional para salir de la depresión. Es verdad, el domingo, cueste lo que cueste…

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts