Últimas Noticias
  • No items

La obsesión de Román

Ya es historia el partido de ida ante el Corinthians, también el superclásico frente a River. En estas horas sólo se habla de las repercusiones del último domingo, si se festejó o no el empate contra el rival de toda la vida y la falta de pruebas para clausurar la Bombonera. Mientras que otros, los menos, tratan de descubrir cuál será el equipo que plantará Carlos Bianchi en la próxima fecha ante San Lorenzo.

Lo cierto es que hay un protagonista, el más importante del plantel, que estuvo al margen de todas las discusiones, y hasta de los trascendentales enfrentamientos. Juan Román Riquelme tiene en mente sólo un propósito, estar en el duelo ante el Timao en Brasil.

Trabaja y se exige al máximo para llegar en óptimas condiciones al 15 de mayo. Sus rutinas de manera diferenciada, los piques cortos y largos, y los saltos a los conos son indicio que la prioridad es estar fuerte desde lo físico. Mira los ensayos de fútbol reducido desde afuera, sabiendo que debe enfocarse en su recuperación, y que ya vendrán los días en los volverá a pisar la pelota.

El trabajo es intenso. Se alejó de los primeros planos por el momento, pero sólo por ahora. Sueña con ser titular en San Pablo, y tirar en el campo de juego su experiencia en copas internacionales. Sus compañeros lo están esperando. Saben cuáles son las ventajas de tener en cancha a un jugador distinto, que en cualquier momento los puede dejar mano a mano con Cassio, y que además, cuando lo necesiten, podrán refugiarse en su dominio del balón a la hora de tener que enfriar el partido.    

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts