Últimas Noticias
  • No items

Se inauguró la fábrica de fútbol…

Se concretó la sociedad más esperada. Allende de los 15 antecedentes en la selección, ayer se dio la primera unión entre Juan Román Riquelme y Fernando Gago con la camiseta de Boca. Los talentos tuvieron un rendimiento superlativo aunque un tanto desconectados entre sí. El reconocimiento del público xeneize fue acorde a la expectativa generada.

En el total del partido ante Quilmes -sin contar tiros libres y corners-, Riquelme tocó 70 pelotas mientras que Gago lo hizo en 73 oportunidades. Lo llamativo fue que “Pintita” tuvo más contacto en el primer tiempo (46 veces) mientras que el “10” lo hizo con más equilibrio (33 en la primera etapa y 37 en el complemento).

En el desglose, Riquelme dio 59 pases bien, 6 incorrectos y perdió 5 pelotas. El enganche recuperó 6 pelotas y, entonces, las 64 restantes las recibió de un compañero.

Por su parte, el mediocampista central -recostado por la derecha- dio 56 pases bien, 10 mal y perdió 7 pelotas. El mediocampista recuperó 20 pelotas -por eso, en la fricción, aumenta la cantidad de pelotas pérdidas o mal entregadas-.

Entre sí, Gago buscó a Riquelme en 14 ocasiones (11 en el primer tiempo) mientras que, a la inversa, el “10” sólo descargó 6 veces en el mediocampista.

Por último, todas las asistencias del conjunto de Bianchi giraron en torno al talento de Riquelme y Gago. El enganche 5 asistencias de gol: dos a Gigliotti (la primera terminó en gol), a Martinez, a Escalante y a Sanchez Miño. En tanto, “Pintita” habilitó a 3 compañeros: dos veces a Gigliotti y una al “Burrito” Martínez. Además, “Pintita” tuvo un remate al arco que salió desviado.

Son datos duros, fríos, estadísticos… No hacen más que acompañar el desempeño de dos talentosos jugadores que, aún sin intervención activa, con un solo pase pueden torcer la historia de un partido. Es una sociedad naciente y por ser el primer contacto respondieron con creces.

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts