Últimas Noticias
  • No items

Te saqué 12

Photo Credit To Diario Hoy

Boca ganó un tremendo superclásico en Núñez, con goles de Cardona y Nández por 2 a 1, pese a que Pitana expulsó mal a Cardona. El conjunto Xeneize sumó su octava victoria consecutiva y le sacó 12 puntos a River.

El superclásico como casi siempre lo marcó la historia, quedó a favor de Boca y fue un justo vencedor. Desde el minuto uno salió a comerse a River y probó al arco con remates de a media distancia de Edwin Cardona, que bien desvió Germán Lux.

Con el correr de los minutos, River se paró mejor en cancha y comenzó a tener más la pelota pero sin muchas llegadas claras al arco de Agustín Rossi. El arquero de Boca durante todo el partido fue bien de arriba y con seguridad pero a la hora de sacar del arco tuvo algunos errores.

Cuando se estaba por terminar la primera parte, el Millonario se quedó con un jugador menos tras la expulsión de Ignació Fernández que le pegó una patada en el pecho a Cardona. El colombiano se paró al estilo Cristiano Ronaldo y la colocó en el ángulo a lo Juan Román Riquelme.

El Xeneize se fue al descanso, ganando 1 a 0 y con un jugador más. En la segunda parte, hubo varias polémicas para analizar. La primera: cobró un off side en contra de Boca, que no era, cuando Nández se perfilaba para quedar mano a mano o con opción de pase de gol.

La segunda: Néstor Pitana expulsó a Cardona por un codazo a Enzo Pérez que nunca existió y minutos más tarde Leonardo Ponzio con un remate de afuera del área marcó el empate y el equipo de Marcelo Gallardo quedó en igualdad de condiciones.

Boca lo fue a buscar y consiguió el objetivo en una jugada colectiva entre Pablo Pérez y Pavón luego de un lateral de Fabra, el volante la pinchó para que ingrese Nahitan Nández a espaldas de Milton Casco y de volea puso en ventaja otra vez al conjunto de La Ribera.

La jugada más polémica del partido fue una llegada del local que Pitana cobró córner y la pelota no se había ido en su totalidad. Carlos Auzqui tocaba al medio y “Nacho” Scocco llegaba para convertir lo que hubiera sido el empate de River.

Rápidamente, el Xeneize salió de contra y tres contra uno no pudo liquidar el partido con un remate desviado de Fabra. En líneas generales, Boca demostró una vez más por qué es el líder de la Superliga con 8 victorias consecutivas (marcando su mejor arranque de la historia en el profesionalismo).

Pudo haber convertido uno o dos goles más pero el pésimo arbitraje lo condicionó, emparejando las cosas a favor del conjunto Millonario que ni así pudo igualar el resultado. Si Boca vence a Racing en la Bombonera, igualará el récord de River de 9 victorias seguidas desde la primera fecha.

 

 

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts